Con la finalidad de mejorar su experiencia de navegación esta web contiene cookies. OK Más información

BUSCADOR DE VEHÍCULOS DE OCASIÓN

Información sobre el final de la vida de los vehículos

ITV en Vypsa

¿Qué hago para dar de baja mi vehículo?

Proceso que debe seguirse para la tramitación de la baja
Desde el pasado 23 de Junio de 2017, y según lo estipulado en la Orden Ministerial 16/V-122, la tramitación de la baja definitiva de todos los vehículos sólo puede llevarse a cabo en los Centros Autorizados de Tratamiento (CATs).

Cuando el CAT tramite la baja de vehículos dentro del ámbito de aplicación del Real Decreto 20/2017 (turismos e industriales de menos de 3.500 Kg) emitirá un “Certificado de Destrucción” mientras que si tramita la baja de vehículos no afectados por el Real Decreto 20/2017 emitirá para estos vehículos un “Certificado de Tratamiento Medioambiental” .

Para tramitar la baja definitiva de un vehículo es necesario entregarlo en un Centro Autorizado de Tratamiento junto con:

a)    Solicitud de Baja definitiva de vehículos por CAT (Descargar)

b)    Identificación del interesado:

c)    Documentación del vehículo:

Los CATs cumplimentarán junto con el usuario la solicitud de baja del vehículo y el certificado de destrucción (el usuario debe quedarse con una copia de este documento) y tramitan directamente la baja en el Registro General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico evitando que el usuario tenga que desplazarse posteriormente. En ese mismo momento el CAT hará entrega al usuario del certificado acreditativo de la baja definitiva del vehículo emitido por la DGT en el que figura la información del CAT que ha realizado la tramitación, así como la fecha y hora exactas de la anotación en el Registro General de Vehículos (puede ver aquí un ejemplo).

¿Dónde puedo entregar mi vehículo?

¿Qué es la red de centros autorizados de tratamiento (CAT) y fragmentadores concertados?
A través de la firma, el 24 de Noviembre de 2003, de un nuevo Acuerdo Marco los sectores más implicados en la cadena de tratamiento de VFUs, a través de SIGRAUTO, han puesto a disposición de los usuarios una red concertada de centros autorizados de tratamiento (CAT) y fragmentadores suficientemente amplia y bien distribuida de forma que el usuario pueda desprenderse de su vehículo fácilmente y que dará cumplimiento al resto de las disposiciones del Real Decreto 20/2017.

¿Qué debe hacer el propietario de un vehículo fuera de uso para desprenderse de él?
De acuerdo con el Real Decreto 20/2017 el usuario, una vez que ha decidido deshacerse de su vehículo, es responsable de entregarlo en un centro autorizado de tratamiento o en su caso en una instalación de recepción.

 ¿Qué es un centro autorizado de tratamiento?
Los centros autorizados de tratamiento (CAT) son instalaciones que cumplen todos los requisitos que marca la ley para poder dar un tratamiento medioambientalmente correcto a los vehículos al final de su vida útil. La primera operación a la que se someterán los vehículos será la descontaminación (separación o extracción de los fluidos y otros elementos peligrosos). Estos centros son autorizados por las respectivas Administraciones Autonómicas que deben verificar que cumplen con las nuevas exigencias legales.

¿Cómo puede obtenerse información de los CATs concertados por fabricantes e importadores?
La localización de los CATs concertados por los fabricantes e importadores así como de las instalaciones de fragmentación pueden consultarse o bien a través de los mapas de localización que le permitirán conocer los centros concertados que se encuentran más cercanos a su lugar de residencia, o bien a través de los listados por Comunidad Autónoma.

¿Qué tratamiento se le da a mi vehículo?

Fase I: Centros Autorizados de Tratamiento (CATs)

Los Centros Autorizados de Tratamiento (CAT) de vehículos al final de su vida útil son las únicas instalaciones que pueden recibir vehículos al final de su vida útil, emitir el certificado de destrucción y tramitar la baja administrativa de los mismos del Registro de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT). Una vez han tramitado la baja, empieza el tratamiento propiamente dicho del vehículo. En los CATs se lleva a cabo la descontaminación de los mismos, el reciclado de algunas partes y la reutilización de las piezas y componentes que son susceptibles de ello. Para llevar a cabo estas operaciones sobre los vehículos al final de su vida útil, las instalaciones de los CAT deben contar con distintas zonas cuyas características técnicas están reguladas en el propio Real Decreto 20/2017 así como con distintos equipos e instalaciones que les permitan realizar dichas labores.

Fase II: Instalaciones de Fragmentación

Las instalaciones de fragmentación son las únicas que pueden recibir los vehículos al final de su vida útil una vez que han sido descontaminados y desmontados por un CAT ya que, sólo este tipo de plantas permiten separar las distintas fracciones que conforman un VFVU y posibilitan la correcta recuperación de las mismas. En las instalaciones de fragmentación se lleva a cabo primeramente la trituración de los vehículos para posteriormente iniciar los procesos separación de las distintas fracciones que conforman un VFVU para su correcta recuperación.

Fase III: Instalaciones de Postfragmentación

Las instalaciones de postfragmentación son las menos conocidas de la cadena de tratamiento de los vehículos al final de su vida útil y su función es la de procesar las fracciones generadas tras la fragmentación de los vehículos descontaminados y desmontados que las plantas fragmentadoras no son capaces de aprovechar. En estas instalaciones, a través de diversos procesos de segregación (cribados, corrientes de inducción, mesas densimétricas, sistemas ópticos, medios densos, etc.) normalmente se obtienen por un lado los distintos metales no férricos (aluminio, cobre, etc.) que son enviados a plantas de siderurgia y, por otro, otras fracciones de materiales no metálicos que se reciclan o se valorizan energéticamente dependiendo de sus características.

¿Cuánto se recupera de los vehículos fuera de uso?

La Directiva 2000/53/CE y su Real Decreto de transposición al derecho interno español (20/2017 que modifica al 1383/2002) establecen los objetivos de recuperación de vehículos al final de su vida útil que se debían alcanzar en 2006 y los que se deben alcanzar en 2015.

a) a más tardar el 1 de Enero de 2006, con respecto a todos los vehículos al final de su vida útil, se aumentará la reutilización y valorización hasta un mínimo del 85 %del peso medio por vehículo y año. Dentro del mismo plazo se aumentará la reutilización y reciclado hasta un mínimo del 80% del peso medio por vehículo y año.

b) a más tardar el 1 de Enero de 2015, con respecto a todos los vehículos al final de su vida útil, se aumentará la reutilización y la valorización hasta un mínimo del 95% del peso medio por vehículo y año. En este mismo plazo, se aumentará la reutilización y reciclado hasta un mínimo del 85 % del peso medio por vehículo y año.

Asimismo, la Decisión 293/2005 de la Comisión Europea estipula en su artículo 3.1 que “Los Estados miembros cumplimentarán los cuadros incluidos en el anexo con periodicidad anual, comenzando por los datos de 2006, y los enviarán a la Comisión en el plazo de los 18 meses siguientes al año en cuestión”.

 

Para más información puede pinchar en el siguiente enlace web: http://www.sigrauto.com/dar-de-baja-coche.htm

Compártelo en las redes sociales